¿Y a mí qué?

¿Y a mí qué?
8 de enero de 2019 Oriol López

¿Te has preguntado alguna vez por qué tu equipo parece impermeable a los objetivos que le trasladas?

El otro día, un cliente al que asesoro me explicaba los objetivos que había definido para el año 2019. Eran objetivos ambiciosos y atractivos para él y para la empresa pero, cuando los trasladó al equipo, no obtuvo respuesta, más allá de pequeños golpes de cabeza afirmativos o simples “De acuerdo”. Esto le preocupaba, ya que cada año se encontraba con la misma respuesta que, además, se trasladaba al trabajo, donde nadie parecía preocuparse de nada más que no fuera el día a día y la inercia que se iba creando desde arriba, a expensas de un exceso de presión sobre el empresario.

Alguna vez me has oído decir que el crecimiento no se basa sólo en responder qué hay aquí para mí, sino también qué hay aquí por los demás y, cuando hablamos de objetivos, esta frase toma aún más sentido. Los objetivos globales de la empresa son importantes y, como tales, deben ser trasladados al equipo; pero lo que es realmente importante para alcanzarlos es convertir estos objetivos globales en objetivos departamentales y/o individuales, ya que a nadie le importan tus objetivos, sino los suyos.

Por eso, ahora que estamos empezando el año es un buen momento para sentarnos con nuestro equipo y hacer este trabajo de traducción, de objetivos generales a objetivos individuales. Por ejemplo, en el caso de mi cliente, el objetivo general de aumentar un 25% las ventas lo tradujimos a:

  • El departamento comercial puede perseguir el objetivo de aumentar en un 50% el número de llamadas a potenciales clientes.
  • El departamento de producción tendrá como objetivo mejorar el servicio post-venta y seguimiento de los clientes, para que estos nos recomienden más y compren otros productos.
  • El departamento financiero analizará la rentabilidad obtenida por clientes, productos y territorios, para que la dirección general y marketing sepan dónde hay que dedicar más recursos.

Sólo así, alineando el interés personal de nuestro equipo con la estrategia de la empresa, conseguiremos que este vaya más allá del trabajo diario, y comience a avanzar proactivamente hacia el objetivo global que perseguimos.

© Oriol López Villena 2019

Photo by rawpixel donde Unsplash